Se trata de un libro que recoge “la memoria de un mundo ferroviario que va a desaparecer”, relata el propio autor, que busca también denunciar que “dentro de la España abandonada, vacía o vaciada, como la quieras llamar, se está perdiendo todo”, critica. La reducción en los transportes hace que las carreteras permanezcan, pero no así las vías: “Se caen las estaciones y se pierden los puentes”, lamenta. Por eso su testimonio es tan importante, porque muestra un patrimonio que pronto no existirá, de hecho en el libro se incluyen algunas estaciones y apeaderos que ya se han caído.

En vía muerta es la continuación de otro libro en el que el autor también captó las imágenes de trenes, vías y estaciones, España en Regional, donde se plasma el recorrido que hizo Vila Francés por buena parte el territorio nacional en trenes regionales para captar el periplo con su objetivo.

Seguir leyendo…